You are here
Home > Voces >

El Pgirs como carta de navegación en el mar de residuos.

Desde principios del Mesolítico con la desaparición de los glaciares y la inundación de terrenos, se generó en el hombre la incesante necesidad de descubrir otros mundos, y navegar a través de las aguas profundas para llegar a tierras desconocidas para ellos. 

Aun no se sabe con exactitud cuando inicio la navegación, pero lo que, si es cierto, es que a partir del deshielo surge un nuevo ecosistema y con el paso del tiempo, la creación de herramientas para optimizar los viajes de un continente a otro, así entonces aparecen las embarcaciones, las brújulas, los catalejos, las bitácoras de campo y los mapas de navegación para encontrar a través de coordenadas los lugares sin perdernos.

Siglos después de la era Mesolítica y las siguientes a ella, aproximadamente un 96% de la superficie terrestre es agua salada; es un mar inmenso y vivo, pero lleno hoy además de peces, de residuos sólidos, producto de la actividad antropogénica dándole bienvenida a una nueva era llamada “Antropoceno”, sustentado éste, en una sociedad hiperconsumista, en la inmediatez, en la poca vida útil de las cosas que consume y en el rompimiento de las cadenas tróficas y la capacidad de carga de cada ecosistema debido al crecimiento exponencial de Homo Sapiens.

En las ciudades y en este caso Cartagena de Indias, además de sus murallas y monumentos históricos, nos encontramos día a día con un paisaje que muchos quieren ignorar, “un mar de residuos” por cualquier rincón de sus cuerpos de agua, de sus playas, de sus calles, de sus Manglares, hoy en medio de esta crisis de salud publica se suman a sus diversos puntos críticos, los principales protagonistas: “Guantes y tapabocas”.

Es increíble creer que la responsabilidad es sólo del gobierno local, departamental o nacional, donde esos gobiernos así como nuestras comunidades o territorios están compuestos por personas que consumen bienes solo por el mero hecho de existir; desde el Ministerio de Vivienda tenemos un documento que hoy es de carácter obligatorio desde las alcaldías municipales y distritales, el famoso “Plan de Gestión Integral de Residuos Sólidos -PGIRS” un documento compuesto por 13 programas para la gestión integral de la operación de aseo de los municipios, desde el barrido de áreas públicas, su frecuencia, aprovechamiento de residuos, gestión de residuos de construcción y demolición hasta lavado de áreas públicas, entre otros.

Hoy el Pgirs debería ser la carta de navegación en este mundo de residuos, para minimizar, reducir, reutilizar y finalmente reciclar todo el material aprovechable posible, aumentando la vida útil de los rellenos sanitarios, educando a la ciudadanía en sus hábitos de consumo, cambiar productos por otros mas duraderos y evitar a toda costa plásticos de un solo uso. 

Lo cierto es que hoy, al igual que los PRAES de muchas Instituciones Educativas, los PGIRS, son un documento lleno de polvo que solo aparece cuando se avecinan llamados a la acción, vemos que se encuentra subutilizado y subvalorado, siendo solo el documento que mostrarle a los entes de control, para el cumplimiento automático de un requisito y el que contiene la información del área de prestación del servicio de los operadores de aseo, en lugar de ser la carta de navegación para los entes territoriales en todo lo que corresponde a la adecuada gestión de sus residuos sólidos.

Finalmente, la ciudadanía es quien paga con sus impuestos la implementación de esos proyectos de cultura ciudadana basados en la educación, y directamente a cada operador el servicio prestado, pero creo nos hemos vueltos sordos, ciegos y mudos, o citando a David Wallace en su libro “Un planeta inhóspito”: 

 “La razón humana es como una torpe chapuza, ciegamente egoísta y autodestructiva, sorprendentemente eficaz para algunas cosas y desquiciadamente incompetente para otras” …

Únete a la reflexión, te invitamos a comentar y compartir este artículo.

2 comentarios en “El Pgirs como carta de navegación en el mar de residuos.

  1. Cómo así que el Pgirs contiene información del area de prestación del servicio de aseo, cuando se supone que estamos en un sistema de libre comptencia, acogida por el alcalde Dionisio Vélez en el 2014.

Responder a Eileen Martes Solano Cancelar la respuesta

Top